De jóvenes para jóvenes, un éxito la cuarta edición del CIJU

Con el objetivo de que los jóvenes tengan mejores herramientas para incidir en la toma de decisiones, además de aportar con ideas novedosas desde sus propios campos disciplinares para solucionar las problemáticas inherentes a ellos, se llevó a cabo con éxito el IV Congreso Internacional de la Juventud (CIJU).

Realizado del 14 al 16 de octubre, la cuarta edición del CIJU tuvo lugar en las instalaciones del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la Universidad de Guadalajara, en donde convergieron estudiantes, académicos, investigadores y actores sociales para establecer diálogos y crear espacios de reflexión sobre los problemas que enfrentan los jóvenes.

Organizado por la UdeG, a través del programa académico Cátedra UNESCO de la Juventud, esta edición del CIJU contó con una asistencia de 816 personas durante sus tres días de duración.  Conferencias, ponencias, talleres, paneles de discusión, mesas de trabajo y un pabellón de emprendurismo fueron las actividades principales de este congreso bianual.

El miércoles 14 se trataron los temas de Instituciones, Democracia y Gobernanza e Inclusión social;  Crecimiento Económico y Desarrollo Social fueron las temáticas principales del jueves 15; mientras que el viernes 16 se cerró con Tecnologías de la Información y Comunicación y Responsabilidad Global. Así, cada día tuvo dos ejes principales sobre los cuales se rigieron las actividades realizadas, explicó Sergio Pelayo Ruelas, Coordinador General de la Cátedra UNESCO de la Juventud.

Los talleres contaron con una asistencia de 250 personas y trataron temas que respondieron a las diferentes inquietudes de los jóvenes, como oratoria, aprendizaje emocional, orientación nutricional, sexualidad, violencia en noviazgo, además de los impartidos por el programa de fomento a la lectura “Letras para Volar”.

“Buscamos que los talleres fueran enfocados a los seis ejes principales que estábamos abordando en el congreso y además ofrecer un proceso de capacitación más específica para todos los asistentes, lo cual ayudó a tener éxito en este congreso”, expresó Pelayo Ruelas.

De acuerdo con quien coordinó el CIJU, las conferencias y ponencias se caracterizaron por motivar a los asistentes, pues jóvenes invitados como Pedro Kumamoto, diputado local electo vía candidatura independiente, y Max Gouchan, emprendedor noruego cofundador de ClikcLift, dieron un buen dinamismo al congreso.

Esta edición del CIJU, según Pelayo, tuvo una buena aceptación por parte de la Red Universitaria, pues se contó con asistentes del Centro Universitario de los Valles (CUVALLES) y de preparatorias fuera de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Con vista al futuro, el CIJU pretende mantener un programa académico de calidad, en el que los jóvenes se sigan sintiendo motivados por afrontar las problemáticas que les competan. Además, se planea enviar una propuesta para evaluar la edición que recién culminó con el objetivo de crear una agenda con los temas de interés para la juventud e implementarlos en el próximo congreso.

Fotografía: Sergio Pelayo Ruelas